Ser padres de un niño pequeño no es una tarea fácil ni mucho menos. Y, obviamente, combinar esta tarea con el estrés laboral, las tareas domésticas y compromisos varios, puede llegar a causar niveles de estrés que a veces pueden llegar incluso al enfado. Además, el estrés puede incrementar si hay un pequeño en casa teniendo un mal día y mostrando un comportamiento desobediente o enrabietado.

Aunque no hay soluciones fáciles, sí existen determinadas maneras que podemos tener en cuenta e intentar poner en práctica a la hora de controlar los nervios con los más pequeños.

–       Pedir ayuda Si las cosas en casa parecen insuperables, una buena idea es pedir ayuda. Esta ayuda puede ser a un familiar o vecino u otros padres con quienes haya confianza. 

–       Intentar ser positivo Es imposible ‘controlar’ las reacciones de los más pequeños, pero si se puede controlar como responder ante ellas. Intenta mantener una actitud pro-activa incluso en momentos de estrés.

–       Reconocer las cosas que van bien Antes de llegar al enfado, intenta pensar en las cosas buenas del día o del comportamiento del niño. Si hay un enfoque continúo en lo que hacen mal se incrementa la frustración y se puede llegar a una pérdida de la calma. Los más pequeños están aún aprendiendo lo que no deben hacer, por lo que, a la vez, es fundamental que reconozcan lo que hacen bien.

 –       Tómate un ‘kit kat’  Si notas que estás a punto de perder la calma aléjate un poco de la situación si es posible, y tómate un pequeño ‘descanso’.  Respira hondo y despeja la mente para poder volver a la situación con más serenidad.

 –       Descansa bien Cuidar la salud con pautas básicas de dormir y comer bien ayuda a la capacidad de enfrentar el estrés.

 –       Fuentes de apoyo  Busca tiempo para estar con amigos o familiares que muestren apoyo por la situación. Cosas tan simples como mandar un mensaje de texto o hacer una pequeña llamada en momentos de necesidad puede prevenir la pérdida de la calma delante de los más pequeños. 

Como dice Ralph Waldo Emerson, “Por cada minuto que permaneces enfadado estás renunciando a sesenta segundos de tranquilidad” así que mucha suerte manteniendo la calma en casa.

Share.

Leave A Reply

*